ALFREDO GRACIANI: “MI ÍDOLO SIEMPRE ES Y SERÁ DIEGO MARADONA”

Alumnos 3º año

En está ocasión tuvimos la oportunidad de entrevistar a uno de los máximos goleadores de la historia de Boca Juniors, Alfredo Graciani. Hablamos de su carrera en Boca y sobre su ídolo, Diego Maradona.

Link de la entrevista completa:

Por: Braian Spalletta/ “Mi ídolo es y siempre será Maradona. Yo no he visto jugador como Diego en todo el mundo. Siempre lo vi como realmente un ídolo.” Remarcó Alfredo.

¿Cómo fue tu debut en Boca?

En ese momento el técnico era Alfredo Di Stéfano. Cuando llegue al club tuve dos entrenamientos y ya el domingo terminé jugando. En ese momento, en Boca, casi medio plantel había quedado libre porque no le pagaban y no tenían jugadores, así que tuve que debutar muy rápido.

¿Es una sensación especial jugar un partido en la Bombonera?

Siempre, porque es un estadio único donde vos tenes a al verdadero hincha de Boca que grita y acompaña en todo momento, en todo el partido. Y la verdad que tenerlo a tu favor es algo impresionante.

En el año 86, en la liguilla, Boca protagonizó una de las tremendas que más se recuerdan ante Newell’s. ¿Cómo viviste ese partido?

Fue algo muy especial, ya que, el primer partido nosotros perdimos 2 a 0 en cancha de Boca y imaginate que ya nos daban por muertos. Pero fuimos con con las ganas y con el corazón, como siempre nos caracterizó en ese momento a los jugadores.

Además agregó que:” tuve la suerte de convertir los dos primeros goles y después el Tuta Torre convirtió otro dos goles más y dimos vuelta la historia.”

Podías tener rachas sin marcar goles y te tocaba jugar un clásico y ahí lo hacías. ¿Te motivabas más en esos partidos?

Yo los clásicos lo tomaba como algo especial, sabía que tenía que estar presente como goleador y la verdad es que siempre la suerte me acompañó. Siempre me lo tomaba como partidos especiales y tuve la suerte de convertir a todos los equipos grandes.

¿Cuál es el gol que más recordás ante un grande?

Siempre me acuerdo del mismo en cancha de River. Tras un pelotazo de Quique Rabina, yo le gano en velocidad a Pasarela, hago la famosa Diagonal y cuando me sale el arquero definí de zurda.

Recordándolo dijo emocionado :“Fue muy especial, no sólo por haber sido en la cancha de River, sino que fue en el arco que estaba toda la gente de Boca, que había llenado las tres bandeja. Fue algo inolvidable”.

 ¿La hinchada de Boca en los momentos importantes te ayudaba a sacar un plus?

Siempre, cuando te convierten un gol y pasás a perder, pareciera que el hincha de Boca saca más aliento. No sé de dónde, pero te empieza a alentar doblemente. Te da una fuerza interior y te hace sentís que hay que dejar todo adentro de la cancha.

¿Cómo viviste el partido de la Súper copa en el 89?

Fue súper especial, Independiente era un equipo no solo grande, sino que tenía grandes jugadores, no nos sacamos ventaja, terminamos los dos partidos cero a cero y pudimos ganarlo a través de los penales.

¿Qué recuerdos tenés de los festejos tras los penales?

Algo inolvidable. Imaginate ver a los hinchas de Boca festejando y gritando. LaLa verdad que fue algo extraordinario. El hincha de Boca cuando festeja, festeja de verdad.

En el 90 volvés a ganar otro título con la camiseta de Boca, pero esta vez jugando Estados Unidos. ¿cómo lo viviste?

Con mucha expectativa. Íbamos a enfrentar a Atlético Nacional que que era un gran equipo. La gran mayoría de los jugadores era de la selección colombiana.

Enfatizó que “ fue un título que al principio no fue muy valorado. Pero te das cuenta hoy en día que haber ganado la Recopa fue algo muy importante”.

¿Cuál fue la mejor dupla de ataque con la que tuviste oportunidad de compartir cancha?

Yo siempre nombro dos, donde realmente me sentí súper, súper cómodo y muy bien con mis compañeros, la primera era Graziani, Rinaldi, Comas y después Graziani, Batistuta y Latorre.

 

 

Compartí esta Noticia

ESTUDIÁ EN ISAD