LA MÚSICA DEL OESTE SIGUE EN PAUSA

El testimonio de tres músicos de zona oeste. Diferentes géneros musicales, pero una misma realidad: la necesidad y esperanza de volver a los escenarios lo más pronto posible. Entre incertidumbres económicas, obstáculos en el desarrollo, y la responsabilidad social, dentro de un contexto sin precedentes.

 
Por Emiliano Delle Donne / El aislamiento social, preventivo y obligatorio, parece tener una extensión aún más prolongada que la fecha pactada hasta el 7 de junio, por el gobierno nacional hasta el momento. Y aunque con el correr de las etapas, los confinamientos se flexibilizan permitiendo la reapertura de diferentes sectores de producción y comerciales, los espectáculos musicales y sus realizadores aún se encuentran postergados. Noticias Isad dialogó con algunos intérpretes que residen en el oeste bonaerense, para conocer las diferentes situaciones por la que están atravesando.
Nos comunicamos con Pablo Rojas, baterísta y miembro fundador de Ella es tan cargosa. El 2020 se postulaba como un año más que especial para la banda de Rock de Ituzaingó, ya que se encuentran cumpliendo nada menos que 20 años de trayectoria. Para celebrarlo, desde finales de 2019, los músicos venían trabajando en la producción de un disco con invitados. “Cuatro días antes que se declare la pandemia, teníamos fecha para entrar a estudios, y ahora se va estirando y estirando, y no sabemos cuándo vamos a entrar“, nos contó “el negro” agregando, “Estamos esperando a que se pueda ir a Capital y abran los estudios para terminar de grabar el disco“. La recesión no solo postergó dicha grabación, sino también la gira para promocionar el material. Con suerte para fin de año habrá novedades.
El artista tiene dos salas de ensayo que lógicamente hoy se encuentran cerradas, y también sus clases de batería ya no cuentan con la misma cantidad de alumnos, sólo logra seguir dando clases a dos chicos vía Skype.
Si bien Pablo logra recibir algún ingreso por Sadaic o AADI, lo sorprendente fue enterarnos que por Spotify u otras plataformas, la banda no genera ingresos significativos. “Es muy ínfimo, para nada. No tenemos ese tipo de ingresos“, nos reveló, más allá de que el grupo goza de gran popularidad a nivel nacional.
Pablo “el Negro” Rojas, baterista y fundador de Ella es tan cargosa.

Por otra parte, charlamos con Charly Re, guitarrista de Cabrero, banda de Thrash Metal oriunda de Padua y alrededores. En este caso, nos contó que todos los integrantes de la agrupación, no viven estrictamente de la música, sino que en paralelo trabajan en otros rubros, donde, por ejemplo, el home office es hoy una alternativa. Esto le permite seguir avanzando, al menos a nivel compositivo, a la banda que desde hace ya una década viene girando en el circuito under. Sin embargo, existen otras cuestiones que causan cierta incertidumbre: “Estábamos armando el show de Circus (San Justo), pagamos el adelanto del contrato y no sé en qué va a quedar eso“, nos detalló el músico de Merlo, acerca de una presentación que ya tenían programada para finales de abril. En referencia a ingresos por plataformas digitales, reveló que es mínimo lo que puede entrar, por ejemplo, de Spotify, ya que no son una banda masiva.

Charly Re, guitarrista de Cabrero.
Finalmente, está Leonardo Chaura, quien es músico independiente, amante del Tango y vive en Morón. Toca la guitarra desde muy pequeño, y actualmente se está capacitando en música para medios audiovisuales e indagando en instrumentos virtuales para diferentes tipos de orquestaciones. Antes de que la cuarentena se hiciera obligatoria en nuestro país, el músico de 31 años, participaba con frecuencia en múltiples eventos del género, presentándose en diferentes espacios culturales, como bares y milongas, tanto de zona oeste como Capital federal. A mediados de 2019, también logró presentar en sociedad su más reciente proyecto grupal “Febril Tango“. “Para los que somos independientes la cosa está durísima” nos contó, y si bien se encuentra afiliado a Sadaic, no cobra ningún tipo de comisión al no tener obras registradas. “Mi ingreso fuerte era salir a tocar y las clases que daba en mi casa con todos los alumnos, pero eso ya se cortó, por eso el IFE es fundamental“, añadió, aclarando que el número de sus estudiantes se redujo a dos personas, enseñándoles ahora a distancia.
Leonardo Chaura, músico independiente, guitarrista en Febril Tango.

En ambos casos las situaciones no son las mejores, coincidiendo en que esta rama del arte, es una de las más golpeadas por la pandemia, tanto a nivel económico como anímico, esperando con ansias a que se reanuden las actividades. Pero también los músicos reflexionaron, qué a comparación de mucha gente, pueden buscarle la vuelta en estos momentos, donde la salud es lo primordial.

Compartí esta Noticia

Next Post

POR PARTE DE LOS GALLARDO, UN GESTO DE SELECCIÓN

El testimonio de tres músicos de zona oeste. Diferentes géneros musicales, pero una misma realidad: la necesidad y esperanza de volver a los escenarios lo más pronto posible. Entre incertidumbres económicas, obstáculos en el desarrollo, y la responsabilidad social, dentro de un contexto sin precedentes.   Por Emiliano Delle Donne […]
Maximiliano Gallardo sosteniendo el conjunto original de la selección.

ESTUDIÁ EN ISAD