SOLIDARIDAD DESDE EL CORAZÓN

En los barrios más vulnerables el plato de comida no llega todos los días y vecinos decidieron hacer ollas populares en los distintos barrios.

Por Nahir Leveratto / Argentina con una deuda de 332 billones de dólares al Fondo Monetario Internacional(FMI) a esto le vamos a sumar la cuarentena total, las exportaciones cerradas, el país está completamente en pausa. Siendo más clara nos ubicamos en Merlo, para ser más puntual vamos a la localidad de Pontevedra.

Muchos barrios carenciados, muchas familias sin un plato de comida, padres que no pueden salir a ganarse una moneda y nenes yéndose a dormir con la panza vacía. Pero la solidaridad en Pontevedra aumenta cada vez más, una escuela ubicada en dicha localidad volvió a reabrir sus puertas, pero no para dar clases si no para donar una bolsa con alimentos no perecederos a las familias más carenciadas.

Cuatro cuadras con una fila larga, cada madre y/o padre haciendo la fila con su tapa boca, esperando por esa bolsa que va a llenar la panza de sus hijos, desde temprano pasando frío.

Los directivos de la escuela “Escuela de Educación Secundaria N°36” ubicada en el barrio “Santa Julia” decidieron abrir su gran portón pintado por ex alumnos graduados, las porteras armando las mesas, preparando el alcohol en gel, los profesores tomando la temperatura a cada persona que ingresa a recibir su comida, con felicidad y esperanzas para que todo esto termine rápido. “Estamos pasando por una situación muy difícil y en estos momentos en donde más nos necesitan, debemos trabajar en equipo para nuestra comunidad, decidimos participar en la distribución de alimentos porque conocemos el barrio y las carencias de cada familia” Dijo la directora de la escuela y agregó: “Conocemos a los padres de nuestros alumnos y también recibimos familiares de chicos que no concurren a este establecimiento.”

 

Bolsones de comida que se reparten cada 15 días.

Así es como se vive actualmente en Pontevedra. También podemos ver el barrio “El vivero” donde en su pequeña capilla se arman grandes ollas con comida caliente, el olor a la comida recién hecha por esas personas llenas de solidaridad, ellos entregan viandas de comida los días miércoles y viernes a las 13hs.

En el barrio “Villa Angélica” su capilla también está entregando viandas de comida los días sábado y domingo a las 14hs.

Una localidad llena de solidaridad, donde las personas que menos tienen están realmente sufriendo. Ayudemos a quien más lo necesita.

Compartí esta Noticia

Next Post

LIBRERIAS DE MERLO EN CUARENTENA

En los barrios más vulnerables el plato de comida no llega todos los días y vecinos decidieron hacer ollas populares en los distintos barrios. Por Nahir Leveratto / Argentina con una deuda de 332 billones de dólares al Fondo Monetario Internacional(FMI) a esto le vamos a sumar la cuarentena total, […]

ESTUDIÁ EN ISAD