DE GENDARMES A DELINCUENTES

 En la localidad de Glew, provincia de Buenos Aires,  se produjo durante el trascurso de la noche del día de lunes un hecho delictivo en una despensa ubicada sobre la Avenida Yrigoyen esquina Santa Fe, los delincuentes pertenecían a la Gendarmería Nacional.

Por Javier Vega // Una despensa ubicada en Glew sufrió en la noche del lunes un robo a mano armada por parte de tres delincuentes ,los cuales eran integrantes de la Gendarmería Nacional, los mismo ya fueron pasados a disponibilidad por parte del Ministerio de Defensa.

Los gendarmes vestidos de civil fueron al local  a comprar cervezas a bordo de un Citroën C3 color bordo, fueron atendidos por una mujer de 19 años, cuando la joven fue a buscar lo que le habían solicitado, ya que la heladera quedaba cerca de la calle fue sorprendida por los malhechores a punta de pistola que la redujeron encerrándola  en el baño de local, le robaron la recaudación y su celular de color rosa,  cuando estos se retiraban le ordenaron que no salga hasta que sienta el ruido de la puerta ya que al frente la estaban mirando.

Cuando la víctima salió, encontró  un patrullero de la comisaría 7ma de Glew del lado del frente donde se encuentra una estación de servicio, las autoridades dieron aviso del hecho a los móviles policiales de la zona que acudieron al lugar y salieron en búsqueda de quienes habían cometido el robo,  para sorpresa de ellos, cuando lograron reducirlos en las calles Yrigoyen y Alem, perteneciente a localidad de Burzaco, los delincuentes se identificaron como gendarmes, por lo que los policías enviaron foto a los efectivos que se encontraban con la asaltada para poder así identificarlos, ya que por su cargo les parecía extraño que se vieran envueltos en este tipo de conductas.

Los gendarmes detenidos son el Cabo Daniel Gómez, 31 años, Romario Aquino, 26 años, y Ramón Serayan de 27 años, los tres desde el 2013 desempeñaban funciones en el destacamento de Burzaco, los elementos secuestrados fueron dos pistolas Pietro Beretta calibre 9mm, cuchillos, precintos, varios documentos de identidad, 2 chapas de patentes distintas, 27000 pesos, casi seguro la recaudación de la despensa robada, y un celular rosa Motorola perteneciente a la víctima elemento clave para el esclarecimiento del robo.

La causa a cargo de la Fiscal Silvia Estévez perteneciente a la UFI Nº 4 de la localidad de Lomas de Zamora, calificó la causa como “robo calificado por el uso de arma de fuego”. Lo que aún tienen que constatar es si esta rutina delictiva ya la venían realizando o si este fue el primer raid delictivo.

Lamentablemente los que te tienen que cuidar, te terminan robando como a esta chica, el caso se logró resolver gracias a la rápida intervención de otra fuerza, lamentablemente otros ciudadanos no tuvieron la misma suerte y además debieron soportar la violencia institucional de los implicados.

Compartí esta Noticia

Next Post

LA NUEVA BOMBA DE APPLE

 En la localidad de Glew, provincia de Buenos Aires,  se produjo durante el trascurso de la noche del día de lunes un hecho delictivo en una despensa ubicada sobre la Avenida Yrigoyen esquina Santa Fe, los delincuentes pertenecían a la Gendarmería Nacional. Por Javier Vega // Una despensa ubicada en Glew […]

ESTUDIÁ EN ISAD