EL BASURAL QUE SE CONVIRTIÓ EN LA CANCHITA DE SUEÑOS

El Club Social y Deportivo Santa Rita está a la espera de abrir nuevamente sus puertas. No solo para dar un espacio recreativo para los niños/niñas, jóvenes y adultos. También para brindar contención y ayudar a diversas familias del barrio Pachamama de Villa Udaondo, Ituzaingó. La historia del club que vio los primeros pasos de Lamella, Torsiglieri y los hermanos Cáceres, entre otros. La institución que se le plantó a los mejores para ser campeón, viajar a Francia y jugar en el campo de “El Parque de los Príncipes” la casa del París Saint-Germain.

Por: Rocío Carrizo / El Club Social y Deportivo Santa Rita fue fundado el 10 de febrero de 1989. Agustín Campos, un chaqueño que a fines de 1980 llegó a Buenos Aires. Con grandes sueños y un corazón enorme, fue quien impulsó la creación, su objetivo era brindar un lugar de contención para todos aquellos chicos del barrio. Y vaya que lo logró.

Lo que era un basural en las calles Segundo Sombra y Zorrilla de San Martin, en el barrio Pachamama, Villa Udaondo, se convirtió en el sueño de Agustín, una cancha de fútbol. Con la ayuda de las maquinarias de los militares de Campo de Mayo, se logró limpiar y comenzar con esta historia.

Todo empezó con dos arcos, pero la ayuda de los vecinos y la incansable lucha de su fundador, hicieron que poco a poco crezca más. Hace unos años la instalación cuenta con dos salones, una biblioteca, un playón, un bufet que funciona los días que hay partidos de local y un lugar para todo aquel que desee ser parte de alguna u otra manera de esta comunidad.

Marcos Torsiglieri, Erik Lamella, los hermanos Cáceres Santiago y Ramiro, son algunas de las figuras que realizaron sus primeros pasos en esta institución.

“Que vuelvan los potreros” estuvo en esta ‘canchita’ y mostró las realidades sociales que tienen los distintos jóvenes que concurren al club. Chicos con enfermedades, otros huérfanos, encuentran contención y forman parte de esta gran familia.

#QVLP

#QVLP | Un club de barrio que le ganó a los mas grandes y terminó jugando un torneo en Francia. Conocemos la historia de Santa Rita y de uno de sus jugadores: Miguel Barrionuevo. @CecilioFlematti

Publicado por Televisión Pública en Domingo, 22 de septiembre de 2019

Cuenta con actividades deportivas como hockey femenino, fútbol masculino/femenino, para niños/niñas, jóvenes y adultos. Además de generar un centro de contención con distintas actividades para diversas edades.

El compromiso del Club Social y Deportivo Santa Rita no termina acá. Desde el año 2003, funciona un comedor comunitario que alienta a chicos y ancianos.

Además apadrina a más de 5 escuelitas rurales de Avia Terai, Roque Saenz Peña, Chaco, pueblito es donde nació Agustín Campos su fundador. Se encarga de la recolección de donaciones que luego son enviadas. La municipalidad de Ituzaingó brinda los camiones para que se puedan realizar los viajes.

Lamentablemente, se encuentran suspendidas todas las actividades deportivas, recreativas, el comedor y la recolección de donaciones por la pandemia que está afectando al mundo entero.

El Club hoy tiene sus puertas cerradas, está a la espera de poder activar nuevamente el desarrollo de su rutina habitual.

Se podría decir que su mayor logro fue obtenido en el 2001, cuando la categoría ’89 que tenía como director técnico a Agustín Campos, salió campeona del torneo de “La Serenisima”. Esto los llevaba directo a Francia.

Su nombre e imagen estuvo en las primeras planas de diarios y televisión. El club de barrio que le había ganado a muchos equipos federados y dejo a Argentina entre los cuatro mejores del mundo, ganándole por penales a Brasil en la casa del París Saint-Germain.

Del potrero del barrio, al campo de juego del Parque de los Príncipes.

Compartí esta Noticia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

BRASIL PODRÍA CONVERTIRSE EN EL NUEVO EPICENTRO DE LA PANDEMIA

El Club Social y Deportivo Santa Rita está a la espera de abrir nuevamente sus puertas. No solo para dar un espacio recreativo para los niños/niñas, jóvenes y adultos. También para brindar contención y ayudar a diversas familias del barrio Pachamama de Villa Udaondo, Ituzaingó. La historia del club que […]

ESTUDIÁ EN ISAD